Hospital Infanta Margarita. Cabra, Córdoba

Un nuevo software para patólogos convierte imágenes de laboratorio en archivos digitales

Congreso_patologos

 

    En un mundo tan interconectado, donde las Ciencias de la Salud abrazan día tras día a la tecnología, la especialidad de Anatomía Patológica se reinventa para ofrecer una mejor calidad asistencial a los pacientes y avanza sin freno hacia el futuro. En este contexto, la Sociedad Española de Anatomía Patológica (SEAP-IAP) ha desarrollado una técnica que convierte las imágenes macroscópicas y microscópicas generadas en el laboratorio en ficheros digitales. Para ser específicos, este avance se basa en la gestión de datos que se incorporan a las historias clínicas de los pacientes. Así, la digitalización permite al especialista utilizar herramientas para interpretar las imáge­nes con algoritmos que determinan, por ejemplo, la agresividad de un cáncer de mama.

“Nuestro objetivo es estandarizar y armonizar los formatos para generar imágenes de las muestras usando la norma internacional DICOM”

El doctor Marcial García Rojo, jefe del Servicio de Anatomía Patológica del Hospital de Jerez de la Frontera (Cádiz), ha presentado los avances obtenidos en el desarrollo este software libre que digitaliza la imagen de patología anatómica en el XXVIII Con­greso Nacional de la Sociedad Española de Anatomía Patológica, que se ha celebra­do desde el martes 24 hasta el viernes 26 de mayo en el Palacio de Congresos de Valencia. “Nuestro objetivo es estandarizar y armonizar los formatos para generar imágenes de las muestras usando una norma internacional llamada Imagen Digital y Comunicación en Medicina (DICOM, por sus siglas en inglés Digital Imaging and Com­munication in Medicine) que ya se utiliza en radiología”, explica el doctor García.

ANTECEDENTES RECIENTES

En estos momentos existen en el mercado tan solo cinco fabricantes principales de escáneres para digitalizar muestras biológicas que abastecen los diferentes hospita­les, pero cada uno tiene una solución tecnológica diferente. Esta coyuntura, tal y como señala el investigador, “impide que se puedan visualizar las imágenes que en­vían los patólogos de otros centros porque son incompatiblesy necesitas instalar un programa específico dependiendo del centro de donde procedan”.

Hasta hace poco, el patólogo obtenía una muestra histológica, la depositaba sobre una pequeña lamina de cristal y la observaba en el microscopio. En la actualidad, esa muestra se pasa por el escáner y se digitaliza, lo que permite tener imágenes de muy alta resolución donde ver los detalles más específicos en el ordenador. El problema es que esas imágenes son muy complejas y ocupan en un modo comprimido más de un gigabyte, por lo que este revés tecnológico es incompatible con la capacidad de almacenaje de los servidores de los hospitales. Ahora, gracias al trabajo de la Socie­dad Española de Anatomía Patológica y sobre todo del doctor García, este software permitirá estandarizar las imágenes y compartirlas “desde cualquier hospital y en cualquier parte del mundo”.

En suma, la digitalización de las muestras de Anatomía Patológica permitirá incluir este tipo de imágenes en la historia clínica del paciente y ponerlas a la disposición de todos los especialistas que necesiten acceder a la información. Mediante el uso de la teleconsulta y el diagnóstico a distanciapor medio de preparaciones digitales se podrá resolver, en parte, la falta de especialistas en regiones remotas. Por su parte, el presidente de SEAP-IAP, el doctor Enrique de Álava, ha subrayado que la ventaja principal que ofrecerá este sistema será “estandarizar el diagnóstico de esta enfer­medad, es decir, que los criterios que utilizamos sean los mismos para toda España”.

COMPARTIR IMÁGENES ES FUNDAMENTAL PARA LA “SEGUNDA OPINIÓN”

“En patologías complejas, tumores poco frecuentes o enfermedades raras se consulta a un experto de referencia en la materia”

El servicio de patología de un hospital es el encargado de analizar todas las mues­tras, interpretarlasofrecer un diagnóstico definitivo. “En patologías complejas, tu­mores poco frecuentes o enfermedades raras se consulta a un experto de referencia en la materia”, explica el doctor García. Por lo tanto, para facilitar la segunda opinión es esencial que todos puedan tener acceso a las imágenes generadas en anatomía patológica.

La digitalización permite al experto usar mecanismos para interpretar las imágenes con algoritmos que determinan, como ya hemos mencionado, la agresividad de un cáncer de mama. En algunas aplicaciones concretas, como el estudio de la enferme­dad de Parkinson, la enfermedad de Alzheimer o en el cáncer de próstata inicial, se está valorando el posible papel que podría jugar la reconstrucción tridimensional de imágenes microscópicas a partir de preparaciones digitales.

Porque salud necesitamos todos…